Historia del Instituto Fray Pedro de Gante

HISTORIA DEL FRAYPEDRO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 




 

 

El Instituto Salesiano Fray Pedro de Gante, A.C. tiene como antecedente al Instituto Colimense, el cual fue fundado por un grupo de personas que integraron la Asociación Colimense para el fomento de la enseñanza A.C.

El Instituto Colimense inició sus actividades educativas un 11 de septiembre de 1949 en el edificio que se ubica en la parte sur del jardín Juárez, antes de la Concordia. Asistió a su inauguración el gobernador del estado Lic. Manuel Gudiño y diferentes autoridades educativas, así como padres de familia.

Inicialmente se laboró únicamente con primaria en todos sus grados. Fungió como primer director el apreciado maestro Federico Rangel Fuentes, cargo que desempeñó hasta el año de 1955 al ser nombrado en el gobierno del Arq. Rodolfo Chávez Carrillo, director de Educación Pública.

En el año de 1955 fue nombrado director el Prof. Carlos Núñez. Hasta el año de 1958-1959 fue Instituto Colimense. La primera generación de alumnos de primaria y secundaria ya como Instituto Fray Pedro de Gante, A.C. fue la de 1959-1960, porque precisamente en esa fecha se hizo el cambio al nuevo edificio y que hasta la fecha ocupa, en Medellín y 20 de Noviembre.

Fue el sacerdote Enrique de Jesús Ochoa quien tomó la tarea de lograr que los educadores salesianos vinieran a Colima. El padre Enrique de Jesús Ochoa inició la construcción del Templo de María Auxiliadora y también fundó en Colima los oratorios festivos, lugares donde se reunían jóvenes a practicar algún deporte y a recibir pláticas de religión.

El primer educador Salesiano venido a colima fue el padre Daniel Zurita y su labor consistía en invitar a jóvenes que asistían a los oratorios para que estudiaran en el internado que los Salesianos tenían en San Pedro Tlaquepaque, Jal. para descubrir jóvenes con vocación a religiosos y educadores salesianos.

El miércoles 21 de agosto de 1957 arribaron a esta ciudad los reverendos padres Salesianos para abrir la obra salesiana y fundar así la primera comunidad. Este acontecimiento ha sido motivo de grande alegría para todo el pueblo y en especial para todos los colaboradores de las obras de san Juan Bosco. Los primeros salesianos que llegaron en el año del 1957 fueron: Alberto llamas, Andrés Cervantes y Salvador Fonseca.

A partir de este momento los salesianos tomaron la obra del Instituto en sus manos, que en aquel entonces era Instituto Colimense.