Bienvenida

1

Estimados miembros de la Comunidad Educativa Salesiana del Instituto Fray Pedro. Es un honor para mí el poderme dirigir a ustedes al inicio de nuestro nuevo ciclo escolar 2014-2015.

Este inicio de actividades es una oportunidad para proyectar nuestro año escolar de tal manera que podamos vivirlo de la mejor manera y enriquecernos con nuevos aprendizajes de la vida que se nos ofrecen en cada momento.

Este año, para nosotros miembros de la Familia Salesiana, es particularmente importante porque hemos sido invitados por el Rector Mayor de los Salesianos, el padre Ángel Fernández Artime, a iniciar un proceso de preparación en vistas a celebrar el bicentenario del nacimiento de san Juan Bosco (1815-2015). Se trata de vivir tres años de preparación y un año de celebración, en clave de renovación personal y como Comunidad Educativa, en torno a la figura de Don Bosco. El itinerario para vivir este proceso es el siguiente:

                  1. Del 16 de agosto del 2011 al 15 de agosto del 2012: año para darnos la oportunidad de tener un mayor conocimiento de Don Bosco.

                 2. Del 16 de agosto del 2012 al 15 de agosto del 2013: año dedicado al estudio y profundización de la pedagogía de Don Bosco.

                 3. Del 16 de agosto del 2013 al 15 de agosto del 2014: año dedicado a la recuperación y personalización de la espiritualidad de Don Bosco. 

                4. Del 16 de agosto del 2014 al 16 de agosto del 2015: año del jubileo salesiano por el Bicentenario del nacimiento de Don Bosco.

Les invito, a cada uno de ustedes, a que nos integremos a vivir este proceso de preparación para esta fiesta tan grande para nosotros salesianos, dándonos la oportunidad de profundizar, en este año escolar, en la vida de san Juan Bosco, no sólo de manera anecdótica, sino con un mejor conocimiento de su entorno, su experiencia de vida, su figura y sus opciones, a fin de comprender el significado profundo de la vida y la misión de Don Bosco a favor de los jóvenes más pobres y desamparados.

Cada uno de nosotros, desde nuestra realidad de vida, adentrémonos en esta aventura de acercarnos a la figura de Don Bosco, desde los más pequeños de nuestra primaria hasta quienes somos adultos, pasando por cada uno de los grados de las tres secciones e incluyendo a todos los que conformamos la Comunidad Educativa de nuestro instituto. Todos podemos aprender de la vida de Don Bosco y aplicar tales conocimientos para nuestro cotidiano acontecer. Que al iniciar nuestras labores de este ciclo fijemos la mirada en quien nos es propuesto como modelo de vida y podamos así construir mejores personas y una mejor comunidad con nuestro esfuerzo, imitando a quien es considerado padre y maestro de la juventud: conócelo y sigue su ejemplo.

BIENVENIDOS

PBRO. A. FRANCISCO ESPINOZA CORTÉS, S.D.B.
Director General